lunes, 21 de abril de 2014

CUANDO DUELE EL CORAZÓN




Te conocí, tú candorosa, hermosa
yo casi un niño, inocente aún
conversamos sin sentir el tiempo
fue un verano, de vacaciones estábamos
un verano alegre y caliente.

Las bicicletas tomamos, lejos, lejos fuimos
sin pensarlo huimos, buscando soledad
pedaleamos al compás de los latidos del corazón
llegamos, bajo un inmenso árbol nos cobijamos
generoso, nos dio sombra y privacidad.

Tendidos cerca, muy cerca uno del otro
nos miramos, sonreímos, no pudimos evitarlo
acercamos nuestros rostros hasta sentir nuestro aliento
fue un beso inocente de entrega total
sentí estar enamorado, por primera vez.

Yo estudiante, tú también
pasaron los meses, ya en la capital
todo en mí era felicidad sin par
promesas fueron y vinieron uno al otro.

Fue un día ya de invierno, lluvioso y frío
era costumbre caminar por esas calles largas
pensando amando, sintiendo la soledad sin ti
destino cruel, mis pasos me llevarán a ti
abrasada estabas, no lo sé, ni quiero saberlo.

El tiempo demoró mucho en pasar, lento
demasiado joven, para saber y entenderlo
duro es el camino de los sentimientos traicionados
duro, muy duro recordar traiciones
por eso hoy te recuerdo y agradezco estar separados.


RENACER


Volver a verte otra vez,
solo el tiempo será nuestro aliado,
volver a verte, algún día
solo el destino podrá lograrlo.

Yo solo recuerdos tengo,
todos, todos queriéndote siempre,
esperando llegues a mi
como fue aquella primera vez.

Estoy seguro que seguirás como siempre,
tocaré tu piel perfumada y suave,
sentirte tus labios en los míos
así renaceré a la vida otra vez.


LA BESTIA


 
La bestia, nombre terrorífico, cierto
tomado del pasado, presente, hoy
en toda noticia es expresión singular
el miedo acompaña su presencia.

La corrupción despertó la bestia
de la magnitud alcanzada, se dio
unos ya comprometidos, la defienden
no es cuestión de posición o grado,
es compromiso de provecho indebido.

Los que se dicen defensores de la razón,
usan sus acciones para protegerlo
con ese lodo asqueroso se auparon
son tantos y tontos que todo se nota.

Los tiempos cambian a fuerza de vivir,
testigos, todos, nos mienten, la verdad surge.
La oscuridad pasará, la luz brillará,
unos morirán, otros hacinados pagarán
muertes, llantos, sufrimientos, traiciones,

la vida como tal, por siempre continuará.

HOY O MAÑANA SERÁ


 
Te vi, te vi, enamorado estoy
ajeno a todo, sólo quiero verte
si tuviera un reino te lo daría
si el universo fuera mío, te lo regalaría.

Es el tiempo que transcurre, me asfixia
recorrí todos los caminos inimaginables
sin llegar a verte como mi corazón ansía
si el mundo es redondo, mi amor es plano
pues siento llegar al final, y precipitarme al infinito.

Estoy seguro que ahí donde llegaré
te prepararé un lugar divino
y esperaré por ti, hasta tu llegada
todo será como al principio

Ilusión, amor, pasión infinita
esperanzas de un mañana sin fin
ternura mutua en cada palabra
caricias sin fin en cada segundo
así recuperaremos el tiempo perdido.

DESPEDIDA




Mis sentidos sufren
Mi corazón palidece,
Mi cara, mi cuerpo entero tiembla
Pues ya no estarás jamás.

Te fuiste cuando más te quería
Tu ausencia entristece hasta mis sombras
Ajeno a todo sigo viviendo sin ti
El abandono se nota en mi ser.

No te pido que regreses
Pues sé que todo terminó
No aprendí a rogar jamás
Tu eres testigo de lo que soy.

Sé que nos volveremos a ver
En ese instante supremo
Espero que no sea pronto
No por mí, sino por ti.

martes, 8 de abril de 2014

NEGRITA – NEGRITA

Negrita, negrita repetiré por siempre
déjame construirte un trono en el cielo
adornarlo con las estrellas del universo
lo iluminaré con la luz de la luna.

Las nubes serán tu trono por siempre
yo seré tu dios trueno, repitiendo tu nombre
no dejaré que nadie moleste tu paz
te daré amor y placer infinito.

Te llevaré a pasear al espacio sideral
todo el universo girará a nuestro entorno
así reposaremos nuestro amor
en todo el universo solo se repetirá tu nombre.

Negrita, negrita qué linda eres
contigo alcancé la felicidad
contigo el amor es ley para mi
nunca te alejes de mí, sino moriré.




CUANDO TOCAN LAS CAMPANAS


 
Cuando toquen las campanas
saldremos todos e iremos a misa
rendiremos honor a nuestra fe
mirando nuestro interior rezamos
cuando niños iremos en familia a rezar.

Todos cuanto amor verdadero tenemos,
las campanas llamarán a misa
las parejas de novios tensos pero alegres
al altar llegan, los padrinos también.

La fe nos mueve a jurar fidelidad
todas las novias exhiben su belleza
los novios exhiben varonil decisión
padrinos, pajes, novios, padres, parientes y amigos
todos, todos, con alegría festejarán.

Así es como el tintinear de las campanas
nos acompañan desde siempre
anunciando sucesos sin par

pues con nosotros siempre estarán.